Lapsus cálami



Así se llama a un despiste escrito, frente a un lapsus linguae, que es un despiste
hablado. Estoy casi seguro de que este qué tildado es eso, una falta de atención.
(Qué bueno que los diarios aún los hacemos los humanos, y no las máquinas.)
Igualmente es una pequeña joya, un acento de más en un que relativo y átono.
Error en el suplemento arquitectónico de ayer martes en el diario Clarín,
corregido y remitido por Melisa Anidjar desde Buenos Aires, Argentina.

2 comentarios:

al dijo...

Podría haber sido muchísimo peor: el titular podría haber estado entre interrogantes.

Acentos perdidos dijo...

...Imagínate.

Tengo uno muy jugoso en la misma línea de lo que dices. Pero está dentro de un banco, tengo que ver cómo lo consigo.

Saludos, Al.