Por un Joaquín completo



Desde Hernán Cortés, a cuyo mar a veces llaman Cortes o Cortez, hasta Joaquín, que le
dicen Joaquin Cortes, tenemos aquí un apellido de lo más vilipendiado. Y para quien
argumente que los nombres propios no están sujetos a la ortografía, aquí dejo una
interesante opinión: http://www.correo-gto.com.mx/notas.asp?id=56320