INCISO. Acentos de conveniencia


Palabras 'empáticas' del sr. Leporati. Midamos la empatía o animadversión generada.

Sorprenden declaraciones como la de la imagen. Al lado de estas palabras -con las
que el diario chileno Las últimas noticias completa hoy la cobertura de Acentos
perdidos-, las excusas que indultan a *Telefonica por venir su tilde sugerida en el
rabito de la efe se me hacen casi válidas y aun casi las comprendo. Pero si el
director de una carrera...

continúa en los comentarios

14 comentarios:

Acentos perdidos dijo...

...piensa como piensa el mencionado, obtenemos respuesta a muchas preguntas. Queda claro que todo debate es bueno. En eso hay algo que agradecer al señor Leporati. Pero de ahí, esperemos que no pase.

Con esto, queda de nuevo patente que la tilde no es solo un signo, sino el reflejo de cuestiones mucho más profundas, personales o colectivas. Quizás sea la tilde un
sigiloso indicador de cómo funciona la educación, o bien de un asunto de actitudes.

No es tan flagrante el pretexto del diseño. Pero si resulta que la lengua la van a regir las empresas que pagan los anuncios, y no por convicción de los intermediarios sino ¡porque conviene a sus bolsillos!, apaga y vámonos.

Tanta sinceridad asusta. Poco pasaría si esta entrada se llamara 'Acentos mercenarios'. Sería chistoso, además, quitar tildes a marcas que abanderan obras sociales y logos como ESR, (empresa socialmente responsable). Confiemos en que las nuevas generaciones de publicistas sepan pensar por sí mismas.

Me temo que pegaremos mil acentos antes de ponernos de su lado. Pero esto es democracia y todas las opiniones son respetables. Ahora bien, surgen tres preguntas:

· ¿Se justifican estas declaraciones?
· ¿Hay que dejar que las tendencias se impongan o hay que velar en cierto modo
por su uso?
· Esta postura, ¿es parte de la riqueza de la lengua o, por el contrario,
supone infravalorarla?

Anónimo dijo...

Anonadada de hallo, estupefacta, sorprendida e incluso asustada diría yo. Es cierto que la lengua va avanzando a pasos agigantados, y que dicho avance se procesa a través del debate, la discusión y finalmente la aceptación del cambio de reglas. Pero excusar el uso del acento con la teoría de que "ensucia" un anuncio me parece triste, débil e incluso demasiado atrevido. Sobre todo me asombra que algo así lo diga un director de publicidad, pero claro, sólo hay que remitirse a los anuncios callejeros o a los televisados, para darse cuenta de que realmente esta teoría se está llevando a cabo.

Pues yo siento decir que no estoy en absoluto de acuerdo con esta práctica, puesto que cuando leo un anuncio sin acentos, leo lo que veo y por lo tanto el mensaje real no llega. Apruebo la cuestión de que "quizás sea la tilde un sigiloso indicador de cómo funciona la educación, o bien de un asunto de actitudes".

Tristemente a veces pienso que los que intentamos salvaguardar nuestra lengua tenemos la batalla perdida.....

Garbiñe

al dijo...

No sé qué entiende este señor por un aviso "limpio". Yo creo que la ortografía es a la publicidad lo mismo que la higiene es a la prostitución.

Pero yo no dirijo ninguna carrera. Sólo soy un humilde redactor (en Igriega, por cierto).

Ánimo con el proyecto.

Gustavo Fainschtein dijo...

El señor Leporati sostiene que "muchas veces el acento molesta". Y yo pregunto: ¿a quién molesta? ¿Cuántas veces debe ser molesto el acento para llegar a ser muchas veces molesto?
Este tipo de invocaciones alusivas a un público anónimo y de magnitud inéspecífica, al que, por ende, se le pueden adjudicar preferencias completamente imposibles de probar, es un recurso cómodo e irresponsable al que suelen acudir quienes carecen de mejores y más válidas razones.
En publicidad caben los mismos reparos morales que en cualquier otra actividad humana. La buena fe no es algo que se limita a la correspondencia necesaria entre lo que se oferta o promete y lo que se brinda finalmente. La buena fe involucra también los medios empleados para la consecución de los fines perseguidos. Las faltas de ortografía en los mensajes publicitarios, conscientes y consentidas, además de descalificar a sus redactores, descalifican al público destinatario, al que ofenden en su inteligencia menospreciando su capacidad de comprensión y de discernimiento.

[.fîłłe đe łâ иuît .] dijo...

Me parece un tanto estúpido pensar que una tilde "moleste" en un anuncio... particularmente me molesta lo contrario. Me suena el asunto más a pretexto que ha razón.

Para mi la postura es infravalorarla; ni al caso con sus idea. La gente puede opinar lo que quiera, así como las empresas, pero la verdad es que creo que es que muestran su ignorancia, poca educación o frivolidad en cuestiones simples del uso de la lengua como es debido.

Pero como dicen aquí, eso es solo me opinión.

Coŋejo pestileɳte dijo...

Como diseñador gráfico lo digo, el acento puede llegar a ser AUN más atractivo si se sabe colocar a un tamaño correcto y hasta acoplado a la letra que acompaña, hasta ponerle un color distinto sería atractivo, así que eso de cuestiones de diseño, demuestra más su ignorancia o incompetencia de algunos diseñadores.

-Perdón si tengo errores de orotografía-.

LisaSimpson dijo...

Precisamente por dicho reportaje dí con este blog... me parece genial!

Siempre trato de escribir sin faltas de ortografía y hasta el momento creo que voy bien =) aunque, obviamente, no falta el error que se me pasa.

Saludos y fuerza al blog desde Chile!!

Mary dijo...

Lo que molesta es la falta de acentos!!!!!!!!!!!!!

Banhart dijo...

También llegué por acá a raíz de ese reportaje, y también me sorprendió de muy mala forma leer las palabras del señor Leporati.

Él habla de ser empático al quitar los tildes, pero en realidad, en mi caso cuando leo un aviso sin tildes sólo me habla de la falta de educación y la poca seriedad de la empresa o marca.

En fin... que lástima que un académico, director de una carrera, hable de esa forma. Deja mal a muchos...

jUyA dijo...

Totalmente de acuerdo con vuestros comentarios... ¬¬ ¿Cómo va a molestar un acento? A la poca gente que nos importan, nos importan por su ausencia, hombre :P A la gente que no le interesa la ortografía no creo que les moleste, es más, ayudaría a mejorar la ortografía (y por tanto la educación), a que aprendan a ver las palabras escritas como son, y sobre todo ayudaría a la comprensión (porque muuuuchas veces la fata de acentos lleva a equívocos).
Ante todo, qué bien sabe hacer su trabajo este hombre, si salta así los "problemas" (que no lo son) en lugar de buscarles una posible solución (como bien ha explicado conejo pestilente).

Jenny Alexandra dijo...

Bueno, pues yo me muevo en el campo de la publicidad, y jamás he obviado una acento para lograr limpieza en mis productos, creo fielmente que la comunicación visual, siendo el medio que mueve masas, tiene el poder subliminal de intervenir en la educación de las mismas, e igualmente, influir y condicionar actitudes, es sencillo poner una tilde donde corresponda, no quita limpieza, pienso que genera de forma sana y motivadora consciencia de la ortografía.

periodista chilena dijo...

Queda claro que es una excusa (y muy mala). Los acentos bien puestos jamás han molestado. Lo que molesta y dificulta la comunicación es la mala ortografía.
Un buen diseñador incluso sabe utilizar los tildes para que aporten al diseño, como menciona alguien más arriba.
Lo de quitar los acentos para "empatizar" es simplemente ridículo. ¿Empatizar con la ignorancia?
Una vergüenza. Como suele ocurrir, en este caso la excusa agrava la falta.

Felicitaciones por la iniciativa.

Nodisparenalpianista dijo...

El acento, la tilde, suele molestar a los que no saben dónde colocarla. Lo de la idiotez de Telefónica al cambiar su logotipo sigue sin tener ninguna explicación.

Jesús Salazar dijo...

Hay en mi pueblo personajes parecidos a este señor, que hacen cualquier cosa por la que les paguen, sin importar nada más que el dinero que obtienen por el servicio. Se llaman putas.

El sujeto este se olvida de la responsabilidad que conlleva lanzar un mensaje a millones de personas. Lo que hacemos como publicistas, diseñadores o comunicadores es muchas veces la pauta de referencia para la gente ¿Es que no lo sabe, señor? ¿De qué cloaca recogió su título, dado que nadie tuvo el tino de enseñarle de responsabilidad civil de la comunicación? ¿Y así se atreve a dirigir una carrera universitaria?

Deje de prostituir la profesión y dedíquese a golpear viejitas por dinero, que al parecer tiene el perfil perfecto para el trabajo.

Y por favor no me malinterpreten: Las putas me caen bien. Este tipo no.