Y ojo también con los grabadores



Esta joya la encontraron Fernando y Yeray en su Torrelavega de todos los
días, esa ciudad que, como la nuestra, parece siempre igual. Solamente es
cuestión de saber verla con otros ojos. Y entonces, es infinita.

Se ve que quienes graban placas y chapas también yerran de vez en cuando. Y
en minúsculas. En este caso, se les fue una aguda terminada en vocal, n o s.

2 comentarios:

Fernando dijo...

«En casa de herrero, cuchillo de palo», decimos por acá.
Soy asiduo visitante de esta bitácora y he colaborado en alguna que otra ocasión; no obstante, debo confesar que, en el exterior de mi casa, hay dos placas que carecen de los acentos sobre las mayúsculas...
Aunque no me pertenecen (no las encargué ni las pagué yo), algo tengo que ver...
Saludos para todos.
(Me siento más aliviado después de esta confesión. Ja, ja, ja...).

Cristina Velázquez dijo...

Mi nombre es Cristina Velázquez y soy Profesora de Informática, de Ciencias Exactas y capacitadora de docentes en TIC.
Quiero invitarla a participar de una de mis iniciativas denominada "Tu Blog en mi Blog"
http://www.tublogenmiblog.blogspot.com/

Espero que le interese la propuesta de contarnos, a través de una entrada, acerca de sus Blogs.
Cordialmente
Prof. Cristina Velázquez