Inciso. Tildetón: Acentos perdidos se topa con la Ley

Muy buenas a todos, espero que hayan tenido un buen fin de semana. Por aquí, el
nuestro fue cargadito. Nos juntamos unas veinte personas y el Tildetón fue un
éxito. Tanto que salimos en Televisa. ¿Por qué? Por violar el artículo 26 del
reglamento de cultura cívica.

No buscamos que fuera así, pero así se dio y hay que mirarlo por el lado bueno.
Aunque era lógico que existiera, no esperábamos que el reglamento para la
señalización pública pudiera interpretarse de esta manera tan ortodoxa, más
aun habiendo visto en multitud de ocasiones cómo policías nos veían actuar
sin inmutarse.

Tras colocar una decena de acentos en negocios particulares previo consen-
timiento de sus respectivos dueños, una de las colaboradoras, Brenda Herrera,
estudiante de 19 que venía con su maestra como parte de un trabajo, hizo lo
propio sobre el callejero de “República de Brasil”. Llegó la Brigada Graffiti y
nos llevó a Brenda y a mí. Los gritos de apoyo antes de entrar en
la patrulla y las opiniones expresadas por los viandantes a los agentes nos
dieron aire para todo el camino. Al fin, yo evité la multa porque en realidad
no pueden culparnos a dos por pegar un mismo acento, pero AP (no, no somos
ningún negocio multimillonario ni tenemos siquiera un fondo común) va a
hacerse cargo de la multa de Brenda, a quien momentáneamente cubrió el
amabilísimo director de su escuela, el maestro Toño Galván.

En la política ortográfica que establecimos libremente queda muy clara nuestra
intención proactiva y de no confrontación. Por eso, el sábado acatamos desde el
primer momento la decisión de los agentes cuando estimaron que estábamos
incurriendo en una falta. Por eso y porque estábamos seguros de que aquello
solamente haría bien al proyecto, pues una nimiedad burocrática intentaba
eclipsar un problema de mucho mayor calado. Claro que el hecho de que la
infracción estuviera subsanando un error de ortografía no consta como atenuante
alguno. (¿Alguien conoce algún reglamento ortográfico sancionador?) Lamentamos
haber interrumpido a tanta gente aquella tarde que estaba siendo provechosa.
Pero pensamos que, bien mirado, esto generaría debate y lanzaría al aire una
gran pregunta para que todos podamos opinar.

De nuestra parte, el siguiente paso es pedir un oficio (forma legal) para
obtener un permiso de intervención de espacios públicos. Los once blogs de
Acentos perdidos estamos recorriendo un camino inexplorado y veremos si al
fondo hay luz. En el DF, esperamos poder contar con el oficio y, de esta forma,
entrar en la legalidad rigurosa de la que nunca fuimos muy conscientes de
haber salido.

---
Acentos perdidos agradece públicamente el tiempo que los veinte asistentes
dedicaron a corregir las calles de su ciudad y a apoyar en el momento del
incidente, muchos de ellos aún en el anonimato (¡alcen la mano!), así como a
los estudiantes Hugo Argumedo y Paulina y Brenda Herrera. También a los
maestros Toño Galván, Alejandra del Castillo y Homero Ventura, así como la
inestimable ayuda de la abogada Sandra Ventura y la comprensión y la paciencia
de los padres de Brenda.

13 comentarios:

adriano dijo...

Me da coraje que el día anterior (sí, ése que "no se olvida") debieron arrestar mucha más gente por haber alterado más el "orden", y ahora que se hacía algo más bueno que malo, ahora sí "actúan"... supongo que fue para justificar el sueldo que cobran.

A pesar de que no me agrada en lo absoluto ver calcomanías pegadas por todos lados, las de AP me parecen una GRAN idea, especialmente por lo que representan. Yo iba a ir pero mi garganta destrozada no me lo permitió :(

Atte. Un fan de AP (que ya vio bastantitos letreros con acentos perdidos)

E.V. dijo...

Jaja, a ver si te puedo ayudar con mis servicios legales. Que esto me suena a un caso interesante...

Acentos perdidos dijo...

Me encantaría, E.V.

Acentos Perdidos Colombia dijo...

Lamentable el incidente con los corregidores de la ley en el DF. Aquí, en Colombia, he sentido mucha frustración, porque antes de entrar en acción para poner los acentos, se le cuenta al dueño del aviso, la mala acentuación o total ausencia de ésta. Y, ya por ignorancia, o porque encuentra que lo mal, llama la atención más como un agregado para la función mercantil de su negocio, se niega. De todas maneras, exploraré la normativa local colombiana, para evitarnos malos ratos con los representantes de la ley. A pesar de todo, felicitaciones al combo mexicano, por esa labor ya solidaria, ya social por la recuperación de los Acentos Perdidos en el DF.

Oscar dijo...

Hola Pablo, fue un fin de semana interesante, ahora si vimos trabajar a la justicia, que lastima que no fuéramos secuestradores, narcomenudistas o comerciantes informales, así si le hubieran hecho un bien al país!!!! Lamentablemente perdieron su tiempo por que ahora más que nunca no dejaremos de poner acentos por toda la ciudad (pidan permiso siempre que puedan, y si se traba de un letrero de la delegación superpónganlo no lo peguen, que yo sepa hasta el momento no es ninguna falta tomar una foto en la vía pública, ni espero que lo sea). Saludos!!! Oscar Peña.

Hugo García Michel dijo...

Me interesa entrevistarlos para el sitio La Mosca en la Red, a fin de dar a conocer su labor protíldica. Soy un defensor del buen uso de la lengua española y me dará mucho gusto difundir a Acentos Perdidos.

MoonyPau dijo...

Hola!!! Pues gracias a Televisa yo los conocí XD...y me encanta la labor que hacen...salvar el idioma, simplemente maravilloso, y la verdad, muy poco reconocido.
Fue injusto el que los detuvieran, la verdad, pero bueno, se podría enviar una carta a Marcelo Ebrad solicitandole un permiso o algo así para que pudieran corregir los errores ortográficos que se encunetran en los anuncios de la Ciudad no creen??.
Ánimo!!! XD

Cosmovitral dijo...

Vaya, pues... En Toluca, el artículo 55 del Bando Municipal dice:
"Los anuncios comerciales autorizados por la autoridad municipal deberán estar escritos en español, de acuerdo con las reglas gramaticales del idioma y no ser contrarios a la moral pública; sólo se permitirá el uso de palabras extranjeras cuando se refieran a nombres propios, razones sociales o marcas industriales registradas ante las dependencias federales correspondientes."

bypau ♥ dijo...

jaja lo vez Pabloooo
si te ayudooo jajaa
bueno ante todo fue una experiencia graciosa, a demas el apoyo de la gente estuvo bien bonito ¿no crees?, jaja y que tal la señora gritandote:
"guerito en mi casa vas a estra más calientito", ajjaja eso fué muy gracioso.
aun que si creo que nuesta justícia está por los suelos
espero que subas fotos de lo ocurrido.
un slaudo Pablo
-PAU-
:D

Sombrerero Loco dijo...

Agllael Solano.

La verda fue un día de muchas lecciones! muy divertido no tanto por la intervención y por la multa que pago brenda,pero me apunto para el que sigue cómo no! ajua!

Saludos Pablo.
Paz y buena vibra!

anahi dijo...

Hola Pablo:

Te escribo desde Baja California. Vi la noticia de su detención en Televisa, es una pena. El papá de mi esposo tiene un programa en una estación de radio local y es un defensor de nuestro idioma. Así que me di a la tarea de buscar la información de la nota en internet porque sé que será de su interés. Después te platicaré la reacción de sus radioescuchas.

Al leer la información sobre el "Tildetón" me surgió una duda, en el 3er párrafo y 4ta línea dice: "Llego la Brigada Antigrafitti(...)" ¿La palabra "llego" no lleva acento?

Te agradezcom tu respuesta.

Gracias y felicidades por su gran esfuerzo.

Acentos perdidos dijo...

Anahi (parece que sin tilde):
Muchas gracias por tu correo. Es muy grato saber que por BC también hay a quien el asunto le interesa. Quedo a disposición de lo que quiera compartir tu suegro respecto al idioma. sí, "llego" era "llegó". Toda la razón es tuya. También, ahora lo sé, la brigada se llama Brigada Graffiti, no Antigraffiti. Porque el graffiti, en sí, es un arte. Si fueran anti...

Te mando un saludo,
P.

langue framboise dijo...

Ameno el dìa aquel del tildetòn jejejej y no todos los policìas son corruptos, hay quienes si hacen su trabajo ( Noe Tolentino) y pues qu evenga el siguiente que pocas tildes pusimos jeje