Mudanza de acentos


Acentos descatalogados, regalados, olvidados... o quizás solamente se los habían
llevado a treinta metros. Sea como sea, los chicos del Colegio San Agustín de
Linares, Jaén, España, les pusieron un recordatorio. En Acentos perdidos España
hay mucho más que mayúsculas: véase Huéscar.

4 comentarios:

Mauro dijo...

Nota en Argentina. http://www2.criticadigital.com/impresa/index.php?secc=nota&nid=32625

mudanzas madrid dijo...

Perfecto sino cuidamos los acentos perderemos parte de nuestra cultura.

Con los nuevos métodos de comunicación se están eliminando, la verdad es que los buscadores de Internet tampoco ayudan, yo tengo un blog personal con el acento en el apellido y me da muchos problemas por el acento.

Rey dijo...

Me parece una grosería pegar esa calcomanía tan grande y fea en los anuncios. En vez de eso, podrían pedir permiso y poner algo que quedara más adecuado, algo del tamaño y el color. Así, las personas aprenden de su error y su anuncio queda útil. Si les pegan esas etiquetas lo único que logran es que las tengan que despegar, como un acto vandálico que hay que reparar. Probablemente ni se darían el tiempo de poner ellos el acento, ni aprender la regla ni nada. Creo que no pierden nada con llevar unos colores y poner algo que quede más a modo. Por más que yo sea un fanático de la ortografía no voy a ir a dañarle sus anuncios que tanto les costaron a las personas.

Acentos perdidos dijo...

Hola, Rey. Gracias por dar tu opinión, pues sea a favor o en contra, todo suma para hacer un proyecto mejor. Entiendo tu punto, pero creo que te equivocas. La verdad, si la tarea ya no es sencilla por la cantidad de tildes que hay mal colocadas, se nos hace mucho más complicado, por tiempo y dinero, diseñar acentos individualizados para cada tipografía, tamaño y color. Pero si lees la Política ortográfica de Acentos perdidos (en la columna lateral) verás que:

“La iniciativa persigue generar sonrisas y no enfados y para ello AP, siempre que puede, pide permiso para adherir acentos o bien los coloca de manera que no cueste demasiado desprenderlos. Así, AP no sale corriendo tras pegar el adhesivo y no reincide si éstos son retirados.”

Estas tildes se están colocando en al menos once países y no puedo garantizar que todas respetan de la misma manera. Pero hay muchas formas de evitar molestias y son las que promovemos, como utilizar poco pegamento, adherir solo las esquinas o simplemente superponer el acento para la foto, sin pegarlo; nosotros no ganamos nada con dar trabajo extra al limpiavidrios. Lo de vándalos no me convence, menos en esta foto: es un negocio traspasado en un local vacío. Precisamente, lo que no queremos es entrar por las malas, pues así el aludido no va a prestar atención y eso es peor para nosotros.

Sin embargo, el proyecto no puede dejar de ser lo que es, una intervención en vía pública que busca llamar la atención para un mejor uso de la lengua. Simplemente, si colocáramos acentos como para que no se note que algún día faltaron, este movimiento no existiría. Las fotos en Internet serían insulsas y las personas de la calle no aprenderían su error, pues no notarían la corrección y mucho menos conocerían la norma No es mejor dar comida cuando se puede enseñar a cultivar.

Para eso hay un señor inglés haciendo filigranas al pintar los apóstrofos ausentes con pincel y sólo fue noticia cuando lo denunciaron. Se llama Stefan Gatward.

Un saludo,
P.