*Ha pesar de todo, pasión por las letras.





Es lo que dice la última frase del texto, no lo digo yo. Pasión por las letras.
¿La hache? La hache también la dice el texto.
Aclaración: por si acaso, el asterisco (*) indica error.

11 comentarios:

Pablo Aparicio Durán dijo...

En España, más de la mitad de los establecimientos comerciales prescinden de la tilde en sus rótulos, tanto en las mayúsculas como en las minúsculas. Como usted sabrá, la ortografía de la RAE dice que las mayúsculas "llevan tilde si les corresponde según las reglas dadas (...)" Y que "nunca ha establecido una norma en sentido contrario".
Le felicito por su emepeño, y le hago saber que mi blog está dedicado también al cuidado de nuestra lengua, aunque en un sentido más general. Sin embrago, lo que usted hace de forma tan efectiva es muy necesario.
Cordialmente,
Pablo A.D.

Tomás, no hay más dijo...

Ja, ja. ¡Qué *hoso!

Tomás, no hay más dijo...

Urge su presencia en los letreros de la calle Tonalá en la Roma.

Rosicky dijo...

Hoy supe de éste blog.
Felicidades, me encanta tu labor!. Ya tienes otro lector acá.
Saludos!

Coŋejo pestileɳte dijo...

Acentos perdidos, letras coladas...

bLanche ʚïɞ dijo...

Ay, tan genial frase y con semejante error. Jé.

¡Saludos!

Oscar Miyamoto dijo...

No te alcanzarían los acentos imprimibles si visitaras mi colonia en el Estado de México XD... Acabo de toparme con tu blog, en definitiva original y muy recreativo. Saludos.

Mara Jade Garland dijo...

Muy a colación con la esencia de este blog:

http://beyders.wordpress.com/2009/06/14/aguilera-iii/

Saludos y mucho ánimo con esta labor tildadora que tanta falta hace.

Liliana dijo...

¡Felicitaciones! Soy una maestra jubilada. Siempre trabajé en el área de Lengua, quemándome las pestañas corrigiendo errores, aunque nadie lo valoraba, sin entender que la ortografía contribuye con la comunicación.
Me encanta tu iniciativa. Y que seas tan joven significa que no está todo perdido como dicen los pesimistas. O escépticos. ¡Bravo! Me has dado un alegrón.
Liliana Reinoso, La Pampa, Argentina

paulita iñigo dijo...

Muy bueno loco jaja
La verdad que no lo habíamos(con acento) pensado antes jaja
Buen trabajo
Besos

Esopo dijo...

La h es una letra traidora que se oculta en el silencio para hacernos errar y quedar marcados con su hierro.
Sus diferentes orígenes contribuyen a la confusión y a las ultracorrecciones.