La intención es lo que cuenta, salvo en los negocios


Aplaudimos las muestras de afecto, sí, pero quien firma es un negocio. Y creo que, más que
dar afecto, ellos deben buen servicio. Ortografía incluida. Sería curioso escuchar cómo hablan los responsables de esta marca, quizás sin usar esdrújulas porque hay quienes confunden no ya las tildes sino la sílaba tónica (y esto no es voseo, pues sería demostrale). ¡Ver para creer!

Enviado desde Granada, España, por Mª Elena Espiguares.

5 comentarios:

Fernando dijo...

Che, y la tilde de tu, ¿también va de regalo?... Si es así, una para mí, por favor.

¡Hasta la próxima entrega!

AcentosPerdidos dijo...

Además.

Una para Fernando, por favor.
:)

Fernando dijo...

Ahí está; ¡gracias!... Ahora sí: .
;)
Un saludo.

Gabrielle Dupré dijo...

Hola Acentos,... hace varios posts que no entraba por acá... oye, de nueva cuenta te digo que yo tengo un ¿cómo podré decirlo? un sentimiento con esto de los acentos... se los quiero poner a todo!!!!!

Tengo obsesión con lo acentos y este blog me mata de risa.... jajajajajajaja!

AcentosPerdidos dijo...

Declarado el mejor comentario de los últimos 30 posts. Por lo menos. Felicidades, Gabrielle.

(Solamante faltan algunos '¡'.)