Conclusiones de una gira por Sonora (y foto anónima de un Zorro acentuador)

La foto de esta entrada requiere contar la anécdota. En abril último tuve el gusto de ser invitado por el Instituto Tecnológico de Sonora a dar una conferencia en un congreso de mercadotecnia sobre la ortografía en la imagen de un negocio. Gracias al empeño del colectivo de diseñadores @LDGItson y sobre todo de un maestro, José Manuel Ochoa, a día de hoy el mayor impulsor del proyecto Acentos Perdidos, la conferencia se extendió a una semana de charlas por ciudades del sur del estado, Navojoa, Ciudad Obregón (o Cajeme, si me lo permiten, para ser más inclusivo) y la costera Guaymas, y mucho más lejos que el ámbito empresarial.
La acogida en las distintas sedes del Itson fue espectacular, tanto como el esfuerzo en difusión del maestro Ochoa, que calculó un total de más de 3.000 personas. Y a tenor de cómo transcurrió todo y de los correos recibidos después, el intercambio de experiencias fue fructuoso: al concluir la plática en el auditorio municipal de Guaymas, Alejandra Barrera, que estaba entre el público, se me acercó y me mostró la foto de arriba. Cuando le pregunté de dónde había salido me señaló el cartel de uno de los pasillos. Luego me envió la foto por correo y me escribió: "lo puso un niño de prepa (bachiller) y yo le tomé la foto". Bonita aguda, ¡y gracias al Zorro acentuador!


9 comentarios:

Fernanda Rodríguez dijo...

Yo fui a esa conferencia, ¡es lo mejor de la vida!

Fernanda Rodríguez dijo...

¡Es la mejor conferencia de todas! Vuelve pronto

David Rodriguez dijo...

Coincido con Fernanda, Pablo eres un gran orador y el tema que presentaste resultó serme más interesante de lo que pensé. ¡Saludos desde Cd. Obregón!

David Rodriguez dijo...

Pablo, tu plática me resultó más interesante de lo que pensé en un inicio. La verdad es que me ha cambiado un par de hábitos para bien. ¡Saludos desde Ciudad Obregón!

jose luis dijo...

jajaja soy ese zorro acentuador :3

Cecilia dijo...

Pablo no sé como llamarte sin insultarte. En primer lugar, en este caso la palabra puede ir sin tilde (NO ACENTO, TILDE...todas las palabras se acentúan pero la escrita se llama tilde) y luego, deja de mirar qué hace la gente en el tercer mundo que, por ahí, está más preocupada en otras cuestiones más prioritarias que la ortografía, comer por ejemplo.

Acentos Perdidos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Pablo Zulaica Parra. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Acentos Perdidos dijo...

Cecilia, puede llamarme simplemente Pablo, se lo agradezco. No sé a santo de qué viene esto, pero me lo puede explicar. Tras cinco años de proyecto, créame que me he cuidado bastante de saber si es correcto tilde, acento, virgulilla o ápice. Le invito a que se pase por las distintas acepciones de la palabra acento . En muchos países no se usa la palabra tilde (como en este en el que estoy) y este proyecto busca ser entendido por todos, no sólo por los de mi ciudad o los de la suya. Y, desde luego, no sé por qué debería pensar que la gente preocupada esencialmente por comer merece que le escriban de cualquier manera. ¿Qué pensamiento justifica eso, tal vez pensar que ni se van a dar cuenta si soy su gobernante y les rotulo mal las calles? ¿Que el tercer mundo no tiene solución y mejor que lo dejemos como está? Pregunte a un maestro de este estado qué cuestiones le desvelan, a ver si es sólo el hambre. Si cree que sólo se fija uno en tildes, le invito a conocer aquí una historia de ese mismo estado. Que ya uno no puede decir en paz que le trataron allí bien ni que es bonito, hombre.

http://pablozulaica.wordpress.com/2013/09/07/la-gran-pataleta-de-patricia-almeida-indigena-mexicana/