Alfa y omega se libran; nuestra letra o, no (Guatemala)

Cierto es que nunca he visto una alfa y una omega con tilde. Por cuestiones de jurisdicción, las rayitas para acentuar quedan lejos de la lengua griega. Pero la palabra educación, a estas alturas, no puede ir sin tildar porque el firmante, en su reclamo, puede hacer aguas en su promesa desde el mismo cartel anunciador.

Verdaderamente estamos ante un desafío. Con tilde en la í, desde luego, pues tiene hiato con fuerza en una vocal cerrada.

La foto la envía Karla María Salguero, desde Guatemala.

1 comentario:

Enoc Valenzuela dijo...

Presumir de buena educación sin tener buena ortografía, eso sí que es un desafío.