Perdidos, hasta que se encuentran


Nada está perdido si uno busca con esmero. Ni siquiera los acentos de Queens, en Nueva York. La esdrújula (tilde siempre) es otra fechoría de Hugo Rojas y los suyos, que aunque actúan en Harlem, están expandiendo su área de influencia. Ojo, sobre todo maestros de Español: no se pierdan el rap que Hugo nos sugiere como método, aquí.