Nuestro aporte a la cultura



Es modesto, simbólico, pero aporta lo suyo. Tanto es así que, si en la
próxima valla no tiene dónde exponerse, habrá cumplido su misión.