Identidad



Santiago Rosero nos envía desde Acentos perdidos Ecuador esta reparación de lo más vistosa con sus acentos de color rosa suave. Él no era el único al que se le salían los ojos de asombro al pasar por aquí delante. La falta de tildes en la señalización pública ya la había denunciado El Comercio.

2 comentarios:

lemaki dijo...

Escribir con tíldes es el mejor modo de recordar y memorizar cómo deben expresarse por escrito nuestras ideas... buena publicación.

saludos.

SE dijo...

Qué menos que respetar el idioma, ¿no? Como ya dije, estupenda iniciativa.

Nos leemos.